Recent Posts

La memoria de la vida cotidiana

natural-english-juegos10

Algo de lo que con más ‘intensidad’ recuerdo de mis primeros años de estudio del inglés -yo no lo llevé como una materia  escolar sino hasta la preparatoria- era que con frecuencia debía ‘empezar otra vez’.

Es decir, como era algo que sólo estudiaba para aprobar la materia en cuestión, dos que tres formas gramaticales e incluso formas de pronunciar alguna palabra o de entonar una frase ‘se me quedaban en el tintero’.

Conforme fue pasando el tiempo, fui practicando ‘repetitivamente’ -porque tenía que ‘volver a empezar’- y esas formas se quedaron grabadas en mi mente a tal grado de que hoy es casi imposible que se me olviden.

Estoy hablando por supuesto de aspectos básicos como presentarse, saludar, preguntar una dirección o darla, hablar de mi vida cotidiana, del clima, etcétera; tú sabes, lo que comúnmente aprendes en las ‘academias’.

Esto sin contar que buena parte de mis ‘olvidos’ estaban más en ámbito de la escritura, o sea, en la las formas en cómo se escribían frases, palabras o estructuras, tiempos de los verbos, uuuuf…

Ya no quisiera yo acordarme de lo difícil que resultaba para mí todo eso; está claro, así lo aprendí cuando llegué a Natural English, que eran varios factores los que influían negativamente para que yo no pudiera aprender el nuevo idioma.

Pero, bueno, de lo malo también se aprende, y una vez que probé el método de Natural English descubrí que había una herramienta muy simple que me ayudó sobremanera a superar mis deficiencias -que eso pensaba yo que eran- en el inglés.

Por ejemplo, el olvido no llegaba necesariamente porque yo tuviera algún problema sino, primero, porque utilizaba un método inadecuado para aprender y, segundo, porque la memoria también trabaja con recuerdos que le son ‘útiles’.

Bueno, yo no sé si tú lo habías escuchado antes, pero recientemente leí en una revista especializada sobre la mente humana que la memoria también trabaja con predicciones y esto hace que algunos ‘recuerdos’ se mantengan o se borren.

De hecho, la pregunta inicial del artículo está muy ad hoc con lo que te platico hoy: ¿qué tanto recuerdas tú de lo que estudiaste en la escuela? Por supuesto, la cuestión no es específica sobre algún nivel de estudios, sino simplemente de lo que ya has dejado atrás como formación académica.

Bien, pues resulta que científicos descubrieron un mecanismo que evita que el cerebro humano se ‘llene’ con recuerdos e inútiles, y que, además, emplea los recuerdos para hacer predicciones sobre lo que espera encontrar en situaciones cotidianas.

Imagínate entonces que en esto del inglés la situación era aún peor para mí, bueno, eso no lo dice el estudio, lo deduzco por la simple y sencilla razón de que,como no practicaba lo estudiado, o sea, no había una relación entre el recuerdo y mi vida cotidiana, pues todo se iba al olvido; insisto, esto lo digo yo.

Pero lo que también añade el estudio -realizado por investigadores de la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, y publicados en su página web oficial, es que cuando las “predicciones” (las comillas son para resaltar la palabra) subconscientes están equivocadas, los recuerdos relacionados con ellas se debilitan y son más propensos a ser olvidados.

“Cuanto más grande es la predicción mayor es el error y más probable es que olvidemos lo que estábamos prediciendo”, dice Nicholas Turk-Browne, profesor asociado de psicología en Princeton y uno de los autores del estudio. “Creemos que es el error lo que provoca el olvido”, concluyó el científico.

Por eso, aunque esto tampoco lo dice el estudio sino que lo descubrí a mi paso por Natural English, desde mi perspectiva no hay nada como asociar lo aprendido a la vida cotidiana y, sobre todo, practicar, practicar y practicar. Al menos a mí fue lo que más me funcionó a la hora de aprender inglés.

No sé, por supuesto, qué tanto del estudio explica científicamente lo que a mí me ocurrió, pero sí creo que esto de no aprender algo que en el momento para mí fuera ‘útil’ hacía que mi memoria lo borrara ¿y por qué lo sé? Porque me ocurrió a mí ¿a ti, no te pasa lo mismo?

  1. Estar siempre alertas Leave a reply
  2. Toma aire y relájate para aprender inglés Leave a reply
  3. Idiomas más influyentes Leave a reply
  4. El gusto es nuestro Leave a reply
  5. Las subidas y bajadas Leave a reply
  6. Música vence la adversidad Leave a reply
  7. La musicoterapia no tiene límites Leave a reply
  8. Tu cerebro piensa en ti Leave a reply
  9. Estar bien te toma unos segundos Leave a reply