Recent Posts

Dos palabras clave

natural-english-horarios13

Existen dos palabras que están estrechamente relacionadas, una de las cuales la he escuchado con más insistencia y mayor frecuencia en los últimos años: procastinación ¿tú la has escuchado?

Bueno, a mí no me gusta ni si quiera oírla, ya no sólo porque el significado es algo que no me agrada, con lo que no concuerdo, sino porque además tiene un raro sonido. Cuando te diga la otra palabra, sabrás de que te hablo…

Ex-cu-sa… ¿te suena conocida?

Bueno, pues son palabras que tienen que ver: poner excusas es poner pretextos y procastinar es dejar para después lo que debo hacer hoy… para lo cual utilizo excusas ¿ya estamos?

Lo ‘mejor’ de todo es tampoco me gusta la palabra ‘ex-cu-sas’; primero, porque tampoco me agrada ponerlas y segundo porque también suena feo: como a ‘escusado’ ¿no te suena igual? Claro, seguramente tienen las mismas raíces y sin duda hay alguna razón, pero tan sólo me gustaría saberlo como “dato cultural”.

Pero volvamos al principio para que yo deje de ‘procastinar’. Bueno, hay que decirlo: no hay nadie en este mundo que no procastine -estamos todos en el mismo barco- y tampoco hay quien no haya puesto alguna excusa, pero de lo que se trata es de -ya que hablamos de barcos- no anclarse.

Si postergas, tus tareas se acumulan y se vuelven cada vez más difíciles de realizar por razones obvias: dispones de menos tiempo para pensarlas y hacerlas.

No nos detendremos -tan sólo lo veremos en el horizonte mientras navegamos- en los motivos por los que solemos retrasar lo que tenemos que hacer, pero de los más comunes son “los problemas personales”, pero todos relacionados con la falta de tiempo:

Cansancio

Inseguridad

Impulsividad

Flojera

Incluso quienes confían demasiado en sus habilidades, suelen postergar porque sienten que pueden hacerlo “en cualquier momento”, y que “no les llevará tiempo”…

También quienes se consideran ‘perfeccionistas’ suelen procastinar: se detienen en los más mínimos detalles, lo cual no es malo, pero hay que valorar cada elemento para no perder demasiado en tiempo en algo que, al final, no tendrá peso en el resultado.

Además, hay personas que suelen ser tan creativas que se meten tanto en su papel y se olvidan de que hay que planificar, organizar y darle a todo su tiempo; suelen acabar con un sinfín de actividades pendientes.

Ahora bien, el problema principal y el que nos ocupa sobre manera es precisamente que el ser una persona que “se relaja” tanto que deja para después lo que debe hacer hoy o en este mismo momento es que afecta el desarrollo personal…

Y el bienestar: ¿por qué? Porque el hecho de dejar para después los asuntos importantes nos causa no sólo estrés, sino también ansiedad, insomnio… una serie de dolencias físicas y emocionales que se van volviendo una bola de nieve.

Es muy difícil que haya alguien en el mundo que sean -digámosle para usar un eufemismo- “despreocupado” que no tenga ninguna ‘consecuencia’ de su forma de ser; es probable que no lo perciba así, pero sin duda será ese siempre un problema.

Nos acercamos al puerto, así que antes de despedirme, quiero decirte que en futuros post compartiré contigo cómo podemos ‘diagnosticar’ si somos personas que dejan todo para después,y qué podemos hacer para solucionarlo.

Por ahora, hemos lanzado el ancla, así que nos vemos en el próximo viaje

  1. Haz la diferencia Leave a reply
  2. La Programación Neurolingüística y Natural English Leave a reply
  3. Lo que una persona exitosa jamás diría de sí Leave a reply
  4. Estudio sano en mente ‘limpia’ Leave a reply
  5. Dichos para ser mejor Leave a reply
  6. Dichos para ser mejor Leave a reply
  7. El mejor alimento para la mente Leave a reply
  8. El sueño según la edad Leave a reply
  9. Aplicar el mindfulness Leave a reply